Entrevista con Oriente López por Santiago Méndez Alpízar/ Chago

Entrevista con Oriente López por Santiago Méndez Alpízar/ Chago

OrienteLopez8f88c200-06b5-4efd-8254-12fcbe28db48_full-680x365

Si realizáramos una drástica selección de músicos cubanos para una actuación de formato reducido, dentro del periodo que va del 1959 a la fecha, Oriente López, seguramente sería uno de los imprescindibles. Con él hablamos del nuevo trabajo, Abracadabra, sobre el estado actual de la música cubana, y más cosas.

¿Cómo recuerdas la etapa de estudiante, las instituciones y profesores, maestros que ayudaron a formarte como músico?

Creo que fuí un estudiante difícil, aunque nunca me percaté de ello.  No siempre me ajustaba a lo que estaba estructurado en el programa.  Empecé a aprender música en mi familia, pues mi madre era profesora y pianista clásico y crecí escuchándola tocar a diario Chopin, uno de sus preferidos, asi como la música popular americana y la brasilera de los 40’, 50’s y 60’s.  Una mañana del año 1969, ella me llevó a la antigua Escuela Nacional de Artes, ENA, cerca de la playa del Náutico donde tuve una prueba de vocación.  Meses después empecé a estudiar violín en Amadeo Roldán.  Cursé dos años de violín, y luego transferí a la flauta. Tuve mis dos primeros años con el flautista y profesor Benito Carcasés. Él me introdujo a su maestro Nikolai Koev, que recién había llegado de Bulgaria y con el que tuve varias audiciones antes de ser mi profesor de flauta más tarde en la ENA.  La ENA fue una escuela en lo académico y en lo personal.  Tenía 12 años cuando empezó esta etapa de libertad, expansión y rigor.  Los campos abiertos del reparto Cubanacán fueron el escenario de mi preparación.  En esta época adquirí libros significantes enviados “de afuera” (Taffanel, Gaubert, Andersen, etc…) para el aprendizaje de la flauta y me entregué al estudio.  El Maestro Nikolai Koev me entrenó durante 3 años en piezas claves de repertorio.  Cuando marchó a su país continué con el maestro Erasmo López, quien me dió clases hasta mi graduación de nivel medio 1981.  En ese año ingresé en el Instituto Superior de Arte, ISA, y allí tuve como maestro a Luis Bayard quien entonces me guió hacia el refinamiento de la técnica y concepto de interpretación.  A eso me dediqué durante mis años en el ISA, además participé en clases magistrales con los flautistas Robert Aiken y Shigenori Kudo.  Radosvet Bodayiev, quien fuera mi profesor de violín en Amadeo Roldán, fue más tarde en el ISA mi maestro de música de cámara y fue uno de tantos maestros que influyeron en mi formación.  Tuve otros que aunque no lo fueron de mi especialidad la flauta, pero también influyeron en mi formación como músico entre los que están Andrés Alen, Carlos Santoys, Aida Teseiro, Elvira Fuentes, María Teresa Alea, “Zenaidita” Romeu.

¿Consideras que sigue siendo hoy día -lo digo pensando en la sangrante migración de académicos- de buena calidad la formación de músicos cubanos?

Creo que sí.  La música cubana continua teniendo calidad y aceptación en el mercado internacional.  El músico cubano continua siendo competitivo.  Los estudiantes de mi generación; y creo que después tambien ha sido así, siempre fuimos a buscar aprender más allá de los parámetros que de lo que se impartía en las aulas.   Queríamos empaparnos, conocer y “fusilar” todos los discos que llegaban a nuestro alcance, como fiebre de dominar lo actual e innovativo.  Etc…

Desde Afrocuba, has trabajado con artistas de la talla de Chico Buarque, Chucho Valdés, Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Fito Páez, Paul Simon, Paquito de Rivera, Ruben Blades, Marc Anthony, Regina Carter, Charlie Haden, Gonzalo Rubalcaba, entre otros. Ahora planteas un nuevo CD con toda la música tuya y los textos de la poeta, Ana Margarita Mireles. Abracadabra, que se llama el trabajo, además de un tema interpretado por el cantautor gaditano, Javier Ruibal, según tengo entendido, es una profundización en la necesidad de compartir el milagro creativo. ¿O tiene que ver más con un modo de asegurar estar, casi siempre, bien acompañado?

Compuse a los 16 años mi primera canción “Si Preguntan por mí? Dile Que Vuelvo”. Un amigo de mi madre me asesoró y ayudó con la letra.  La presenté por primera vez cantando yo mismo en un Festival de la ENA y luego la grabó Afrocuba y otros intérpretes. Digamos que confabulaciones universales y coincidencias se acomodaron de algún modo que las oportunidades se presentaron espontáneamente.   Cuando Silvio empezó a colaborar con AfroCuba yo ni estaba al tanto de que él era ya tan famoso en Cuba e internacionalmente.  Era estudiante aún del ISA, y estaba en el rollo del Jazz y otros viajes por esos días.  A través de él llegaron otras colaboraciones con Santiaguito, Pablito, Chico, Fito, Roy Brown y algunos otros cantautores, y a mí como se me daba aquello de hacer arreglos, me involucré en proyectos como arreglista.  Por otro lado, como flautista y pianista, jazzero/popular y como compositor y arreglista, he colaborado con otros grandes músicos y bandas.  Dos de estos proyectos de grabaciones obtuvieron Grammy J.  A Ana la conocí en el ISA y tuvimos una amistad diáfana aunque distante.   Cursaba ella en el departamento de artes escénicas, y reconocí que tenía oído para la buena música. A mí ya me atraía la poesía y literatura.  La recuerdo en esos años caminando por los pasillos del ISA, mostrando sus poemas y escritos a amigos.  Me enseñó algún poema y me gustó.  La redescubrí más tarde en las redes sociales después de veinte años, y digo redescubrí porque supe entonces que ella tenía experiencia haciendo letras de canciones.  Estimo que mi fuerte ha sido más la música instrumental.  Me encantan las buenas letras y por eso es que no acepto las propias mías.  Le envié algunas melodías y cuando me pareció que ella entendía exactamente de que hablaban esas tonadas fue que decidí poner en marcha una colaboración como binomio.  He colaborado con varios poetas/letristas en el pasado, pero con ella siento que el pulso emocional es paralelo y familiar casi como leyera mi mente. Hemos hecho un cuerpo vasto de canciones del que será lanzado el primer grupo de ellas en la producción Abracadabra a salir pronto.

Hasta ahora han cantado, Mayito Rivera, Gerardo Contino, Alaín Pérez, el anteriormente mencionado, Javier Ruibal y Pavel Urquiza. Cada uno en su palo, pero todos cercanos a un filin neojazzístico, sentimiento contemporáneo de la música. Háblanos de lo realizado hasta ahora, y de lo que resta. ¿A quiénes más has invitado?

La lista de participantes en Abracadabra es larga, formada por un ensemble internacional de cantantes más, y menos famosos, y a excelentes músicos.  No quiero revelar el resto de los nombres hasta que sea lanzado.  ¡Habrá sorpresas! El grupo de canciones y arreglos que comprenden Abracadabra tienen una esencia retro mezclado con aspectos modernos como jazz, pop, etc…  La música incluye géneros tradicionales como la balada, el cha-cha-cha, la conga, adornados con nuevas estéticas en los arreglos, además hay otras melodías con vuelo más contemporáneo.  Las letras de estas canciones invitan a la autorreflexión, el romance y a conectar con el lado positivo de las relaciones humanas, entre otros tópicos.

También he notado un sentido altruista de la producción. Me refiero a que los cinco temas grabados están en Youtube. ¿Vas a continuar subiéndolos, o era una estrategia de márquetin? 

Mas que altruísmo o publicidad, un deseo de compartir el trabajo en proceso de creación y generar la expectativa para el momento del lanzamiento. Si notas, las pocas canciones que están en Youtube solamente están pre-mezcladas.  El disco Abracadabra tendrá 16 canciones; un trabajo con el que espero conectar con la audiencia global y llevarles el concierto en vivo.

Si atendemos el panorama actual, en la isla, lo que más éxito tiene son los ritmos afrocaribeños, donde el mensaje es simple, el modo de decir naturalmente marginal, soez, o neoromanticoide. ¿Es un prejuicio, o la falta de información?

El baile ha sido y es primero para la mayoría de los cubanos de todos los tiempos, influyendo grandemente en el gusto musical del cubano.  Si he oído Salsa, Reguetón, etc… “made in cuba”.   El ansia de trascender la orilla, puede ser en parte una respuesta a necesidades sociales, pero en general la audiencia cubana siempre ha preferido la música energética y vibrante.  El cha-cha-cha, la conga y el mambo, por citar algunos, fueron ejemplos de géneros de nuestra música popular bailable que tuvieron alcance global.  Sin duda, a través de la valoración en los medios de difusión se determina y diseña el gusto colectivo, y la falta de información puede afectar la sensibilidad del público.  Fue más tarde con el movimiento de la Nueva Trova quienes estaban más informados de lo internacional en los 70’s, que se rescata el uso del lenguaje más refinado y poético que antes había en la música popular.

Además de orquestas de timba, que entiendo es la hija futurista del Son. Si en los reguetoneros pueden escasear las complejidades armónicas, abundar las frases manidas y los mensajes violentos, encuentro muy a menudo en La Timba -casi como tendencia- un chirriante barroquismo solariego con aire ilustre, diría abuso de estribillos, puentes, y mucha estridencia de metales. ¿Un reflejo de la desensibilización global, o por el contrario, aquella necesidad de demostrar -competir diría alguno- que tiene el músico cubano?

Son varias preguntas en una.  Intentaré responder con acierto. Sí. Pienso que el músico cubano sigue siendo competitivo, a pesar de que el prisma de criterio en la isla es limitado.  Tenemos por un lado muy buenos ejecutantes, y por otro, a la hora de la creación e innovación existen lagunas sobre lo que pasa y ha pasado internacionalmente desde la segunda mitad del siglo veinte. Nos afectó algo tan absurdo como haber oficialmente prohibido y/o restringido dos de los fenómenos más sobresalientes de la musica internacional “The Beatles”, y el Jazz en los años 60’s, por citar algo.  La música cubana popular bailable, salvo algunos excepciones, fue estéticamente dañada, distorsionada y empantanada con frecuencia en el estilo “songorocosongo, pa’ lo que sea Fidel”, “Yo si soy Sandokan”, etc…  paralelo a la herencia de fenómenos como Pello El Afrokán “el Stravinsky caribeño” de los 60’s, quien probablemente arribó a su estilo de catarsis sonora por accidente, cuando tantos músicos tocaban a la vez.  Este estilo fue divulgado, emulado y puede que imitado inconscientemente por varias décadas, al punto que para el oído de muchos crecidos allá en la isla, no hay ningún problema con la alardosa metralla de la metalera, el abuso de la percusión y el agobio de tantos estribillos.  El Rap llegó a la isla por los años 90’s y tuvo una popularidad limitada por la barrera idiomática.  El Regguetón, sobrino hispano del Rap, fue fácil de introducirlo.  Al igual que el rap, justifica su naturaleza dura, tosca y ofensiva “dando voz a reclamos sociales”. De hecho el Rap y Regguetón no se bailan, se personifica la actitud y lenguaje corporal, más que realmente bailarse. No es tocado por músicos reales, las pistas son creadas con máquinas de ritmo, syntetizadores y fragmentos tomados y adulterados de otras grabaciones.  Tengo un amigo y productor musical que siempre trabaja ayudando a preparar “tracks” para jóvenes raperos, y regguetoneros de NY y, al que de jarana siempre le pregunto …por qué tanta rabia en el tono de lo que gruñen? Hoy es divulgado con preferencias en las radios de los Estados Unidos e internacionalmente, y además en la TV van atados a imágenes eróticas de lujuria y seducción, símbolos de poder, dinero efectivo, limousines, bellas mujeres, lujosas mansiones, etc… sugiriendo un status de éxito y progreso para quienes lo interpretan.  Estas banderas estéticas como dices con aire solariego, y de urbano inconforme, han sido izadas y apuntaladas en los medios desde hace más de veinte años.  Es tema para una discusión mucho más a fondo, sobre como la valoracíon en los medios dirige y manipula como marionetas el gusto y criterio de la audiencia a un determinado interés.   Tenemos un ejemplo de cambio de valoración muy cercano como el género Jazz, que habiendo nacido en los salones de baile de los Estados Unidos, ya hace mucho que se sacó de su ambiente original y evolucionó a otros escenarios. Hoy principalmente se valora/toca en clubs de jazz, y lugares donde nadie espera que alguien se pare a bailar.  Se intelectualizó al punto que, hoy lo aprecian y disfrutan en su gran mayoría músicos y conocedores de este género.

Una pregunta de actualidad: ¿Qué opinión te merece que los gobiernos Estados Unidos de América y Cuba reinicien relaciones diplomáticas?

Si la apertura de relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos sucede en realidad; porque todavía es temprano para ver que se trama detrás de la cortina, será bueno para los cubanos que viven allá principalmente. Podrán recuperar lo anulado, conocer e introducir lo más nuevo, y disfrutar de todos los avances de la vida moderna, así como se actualizarán en materia básica de derechos civiles. Será entonces que los pueblos de los dos países podrán reiniciar sus relaciones desde su integridad nacional y cultural.  El gobierno de Cuba tuvo relaciones diplomáticas con muchos otros países de la comunidad internacional, pero los cubanos del pueblo no.  Después del 59’ el acceso y contacto con el exterior se restringió, incluyendo a los países aliados del extinto bloque comunista.

¿Para cuándo la presentación de Abracadabra en La Habana, Madrid?

Listos para que sea en el 2015! Varios artistas y músicos participantes en la grabación de Abracadabra viven en España. Sin dudas Madrid, Canarias de donde tantos cubanos provenimos, y otras ciudades importantes de España serán clave en nuestro interés.  Igual estaremos interesados en presentaciones en La Habana de donde somos algunos de los artistas y músicos participantes, y otras ciudades cubanas de importancia.  Asimismo activaremos contactos para presentar este concierto en ciudades latinoamericanas como Buenos Aires, México D.F., Bogotá, Caracas, Montevideo, Santiago de Chile, etc…, y en los Estados Unidos, principalmente allí donde hayan focos grandes de población de habla español como California, el sur de la Florida, Arizona y otros estados.  

Muchas gracias, es un placer para mí esta charla virtual. Le deseo la mejor de las suertes al nuevo trabajo, Abracadabra. Cualquier cosa que quieras agregar, este es el momento: un abrazo.

Chago, gracias por esta entrevista en la que hemos tocado varios otros temas.  Te envío un abrazo calido y brindemos por el concierto de Abracadabra en Madrid.

**

***

Imágenes cortesía de OL.

Una primera versión de esta entrevista fue publicada en Diaro de Cuba con el título: Oriente López: uno de los imprescindibles.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this pageDigg thisBuffer this page

About author

Artículos recientes

Dejanos un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Colección Atocha de Literatura Hispanoamericana

6-octavio
7-yoss
8-johan
1-karelyn
4-odette