“Junts pel Sí, la CUP: órdago a España” por L. Santiago Méndez Alpízar

“Junts pel Sí, la CUP: órdago a España” por L. Santiago Méndez Alpízar

El órdago, no es otra cosa, que envían al conjunto de las fuerzas de España -más allá de cómo lo sienta un Sevillano con hermanos, hijos o sobrinos en Montjuic- el grupito de políticos catalanes en favor de crear un nuevo país, que sería bien nuevo según nos dice la Historia, pues país, lo que se dice país, no ha sido todavía, es como el dicho: de sublime a ridículo, además de peligrosamente insolidario.

Yo, que ya sabemos no como con nacionalismos patrioteros, definitivamente empequeñecen horizontes y cuando triunfan, bueno, mejor no redundo en hechos más que sabidos -digamos que cuando triunfan son la hostia, que es amplio y ambiguo, según los gustos- no termino de comprender cuál es exactamente la queja, el dolor. Sus carteles hablan, reclaman libertad, y a veces lo ponen hasta en inglés: freeee…De alguna manera todo lo que sucede en Cataluña se dirime también en Nueva York, París, Londres…Es un ejercicio de fuerzas mediático, para los medios.

397755532_c7acd74da1

Cuando salieron a agarrarse las manos durante no sé cuántos kilómetros pensé en ello: eran igual las ganas de reclamar un nuevo estado a la de enseñarse como catalanes: aquí hay un complejo histórico también, la necesidad de sentirse a la par del madrileño, de quitarse la enorme bota que les sembró Paco durante más 4 décadas, y que a día de hoy igual quedan sus remiendos.

Con el mismo cartel, más enorme: freee

¿Free, de quién? ¿Cuál libertad les falta a los catalanes?

Se pierden los significados.

Por no saber manejar la perversidad del lenguaje, el presidente Zapatero se vio en aprietos. Cuando era imprescindible hablar de crisis, titubeó, y se lo comieron. ¿Era crisis lo que había en España? Supongo que reían en el tercer mundo.

Antes de que Artur Mas se vaya deteriorando del todo -no tengo dudas terminará como los Pujols– junto a otros de los del 3%, Junts pel Sí y la CUP, esa singular unión, han acordado el registro en el Parlament de una moción para el inicio del proceso separatista. Se dicen entre ellos que ha llegado el momento, reforzados por la potente imagen de una Diagonal de señera.

La torpeza con la que el gobierno de Rajoy a tratado estos tres últimos años de constante desafío, supongo, les brinde confianza no obstante al pintoresco grupo de políticos separatistas.

Y claro, surje una duda: en las recientes elecciones, los soberanistas no llegaron, todos juntos, al 50% de los votos: ¿qué pasará con el resto?

***

Imágenes tomadas de la Web.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this pageDigg thisBuffer this page

About author

Artículos recientes

Dejanos un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Colección Atocha de Literatura Hispanoamericana

6-octavio
7-yoss
8-johan
1-karelyn
4-odette