Tres poemas inéditos de Aníbal de Grecia

Tres poemas inéditos de Aníbal de Grecia

ROCKVOLUCIÓN NOCTURNA

A
¿Ves que hay algo entre nosotros?
una veta imperceptible
donde jadean mis demonios y tu saliva.

B
Voy a entrar descalzo
a mojarme los pies con estas lágrimas malditas.

C
Escucho el chasquido de esa lengua grotesca
lamiéndole la espalda a lo que llaman destino.

D
En mi velatorio no hubo nadie que llevase puesta la piel.
Los espíritus bellos no necesitan de disfraces.

**

TENGO UNA TEORÍA

Una mujer

que mira con eficacia

profundidad y contundencia

guarda las miradas

de todas las que fue

es todas sus mujeres en el acto.

Todas se adhieren a una, para atravesarte.

La piel de un hombre que bien sabe sangrar,

percibe aún en penumbras a una mujer de mirada aguda.

*

¡Papá! Volví…

pero no soy el mismo

fui un ángel incauto y agudo

ahora un niño herido

un pétalo caído entre el sol y la vereda de una intensa tarde de verano.

**

JUGUEMOS A PERDURAR

En el rostro de una mañana oscura

donde mi cabeza es un faro que se apaga.

UNO

La historia nos ha tragado en un estallido

que precede a una nueva historia.

DOS

Mi cuerpo envuelto en madera

Nace en la boca del dios que me espera en posición fetal.

CINCO

Sangre en la vereda donde tuve hambre.

Tu mano viene a embarazarse del tiempo.

SIETE

Ahora que carezco de rodillas

mi garganta quiere nacer en tu patria donde fui condenado a muerte.

TRES

Sin el mundo

con tu brisa y mi rayo en el cielo atormentado.

CUATRO

Mi esqueleto coronado con tu sombra

muchacha triste que sonríes con tu pecho irrepetible.

SEIS

Tengo un silencio de un momento a otro

para encontrarnos donde las miradas se congelan.

NUEVE

cuando el dolor exhale el aliento propicio

o las palabras entiendan que el tiempo nos a desgarrado.

OCHO

La incertidumbre arde en su abismo.

Tus lágrimas y las mías son esa llovizna que se acaba.

DIEZ
Sos la muchacha que escribí con mis ojos
en el aire.

JUGUEMOS A PERDURAR

Te busqué entre la bruma

desde los pliegues imperfectos del dolor.

Sos esa lágrima de luz que quiebra el tiempo y la distancia.

***

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this pageDigg thisBuffer this page

About author

Artículos recientes

Dejanos un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Colección Atocha de Literatura Hispanoamericana

6-octavio
7-yoss
8-johan
1-karelyn
4-odette